Comunicação à trois bandas 12

lunes, diciembre 18, 2006

Mi vida Isabelle

MI VIDA

Hello Ana Sofia y Fernando. ¿Cómo estáis? Yo estoy bien. Me llamo Isabelle, tengo 17 años, vivo en una familia de 8 niños de la que soy la quinta. Nací en Martinica donde pasé toda mi infancia y una parte de mi adolescencia.
Es una pequeña isla de las Antillas francesas situada en el Caribe muy junto a América, hace sol todo el año, es muy bella. Sin los ciclones y las ondas tropicales mi isla sería un verdadero paraíso.
Vivía en el sur de esta isla a Santa-Anna, una de las ciudades más turística de Martinica, posee muchos hoteles y tiendas de recuerdos, pues es frecuentada por la mayoría de los turistas que visitan la isla.
Pequeña, era una niña más bien quieta, sin ningún problema particular. Era un alumna muy estudiosa, me gustaba estudiar mis lecciones y hacer mis deberes. Había muchas salidas educativas con la escuela, museos, cines y ríos para estudiar la fauna y la flora, destilerías de ron y azúcar, campos de cañas, plátanos y piñas…
Tambien practiqué el baile folclórico en un grupo creado por una de mis tías, compuesto de miembros de mi familia y los amigos, y dábamos representaciones sobre los podios en las fiestas locales.
Durante las vacaciones escolares, iba al norte de la isla a casa de mi abuela en Santa-Maria donde encontraba a otros primos del lado de mi padre. Me acuerdo que adoraba jugar a la profesora con mis pequeños primos. Era obviamente la profesora, me veo aún dándoles dictados. Era una profesora tan severa que al final ya no querían más que fuera la profesora. Me servía entonces de mis muñecas como alumnos.
Durante las vacaciones, hacíamos caminatas en el bosque, el norte es efectivamente más verdoso que el sur que es más bien seco, llueve más, hay flores magníficas, fuentes de agua potable, hacíamos pic nics también muy a menudo, había también unas grandes barbacoas y seguía el zouk. Pasábamos días seguidos en la playa para divertirnos.
Tuve una infancia muy feliz pero hizo falta, a la edad de 15 años, que me trasladara y que viniera para vivir a la metrópoli, razones familiares efectivamente me obligaban a venir para vivir aquí, fui desgraciada al dejar mi isla porque me sentía muy apegada a ella.
Llegada a Francia metropolitana, fui horriblemente desorientada, desterrada, había dejado a todos mis allegados, mis amigos, el clima radicalmente fue opuesto al nuestro. Tuve que familiarizarme con cambios de temperatura, hacerme nuevas relaciones, nuevos amigos.
En Villers-Cotterêts donde vivo ahora, conseguí sin embargo integrarme, me he hecho allí nuevos amigos, a menudo paso mis fines de semana y mis vacaciones en Paris, la capital de Francia, en casa de mi tía.
Es con un placer real que tomo el avión durante las grandes vacaciones escolares para encontrar de nuevo mi país natal y recargarme.

Sobre la primera fotografia tenía 6 meses, estaba en mi cuna rodeada de mis felpas y mi conejo que no podía dejar. Ya a esta edad era muy codiciosa yo no podía pasarme de mi biberón de leche.
Sobre la segunda fotografia tenía 3 años, adoraba divertirme, corría por todas partes, y ya era una muy buena alumna, mi madre me equipaba siempre en vestidos.
Sobre la tercera fotografia tenía 17 años, 1m75, 50 kilos, se me dice a menudo que debería hacer de maniquí con el fisico que tengo. Soy una muchacha a la que le gusta divertirse, salir con sus amigos pero que sobre todo adora la musica : dancehall y el zouk. Me gustan las personas sinceras y no los hipócritas pero así no me gusta la vida en general. ISABELLE